¿Cómo hacer queso fresco en casa de forma sencilla? - TGT

¿Cómo hacer queso fresco en casa de forma sencilla?

Ingredientes

2 litros de leche entera de vaca

2 limones

Una cucharadita de sal (10 gramos)

Queso fresco TGT

Cómo hacer queso fresco en casa de forma sencilla

Lo primero que tenemos que hacer es echar la leche en una olla y ponerla a calentar. Le añadimos una cucharada de café de sal y la dejamos al fuego.

Mientras se calienta, exprimimos los limones y, cuando vemos que la leche empieza a humear, añadimos el zumo para cortarla.

Vamos removiendo hasta que hierva, retiramos la olla del fuego y la dejamos reposar durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, podremos empezar a extraer el cuajo, que ya se habrá separado del suero.

Ponemos una gasa sobre un colador y vamos dejando en ella el cuajo que vayamos sacando de la olla. Cuando ya lo tengamos todo allí, cerramos la gasa y la apretamos con fuerza para escurrir el suero.

Y ahora… ¡llega el momento de darle a nuestro queso su forma característica!

Para lograrlo es muy importante que vayamos apretando el cuajo mientras lo ponemos en un molde para queso fresco. Así podrá seguir soltando el resto del suero que aún pueda contener mientras lo dejamos enfriar en el frigorífico durante 4 o 5 horas.

Colocamos el molde sobre un par de capas de papel absorbente, tapamos el queso con más papel del mismo tipo y… ¡a reposar en la nevera!

Después de esas 4 o 5 horas, lo desmoldamos y nuestro queso está ya listo para servir. Puedes disfrutarlo solo o, si lo prefieres, como parte de postres dulces o de recetas saladas.

Si te estás preguntando cómo conservar el queso fresco para que no se reseque, la mejor opción es guardarlo, bien cerrado, dentro de un recipiente de vidrio. Eso sí, no tardes más de 5 días en consumirlo; así tendrás la tranquilidad de que está en las mejores condiciones.

Como ves, hacer queso fresco en casa con tus propias manos es una actividad muy sencilla que puedes hacer incluso con los más pequeños.

Sin embargo, esta no es la única manera de disfrutar de un buen queso fresco hecho con los mejores ingredientes y, sobre todo, con mucho cariño.

El queso fresco de cabra Tío Resti es uno de esos quesos que podrás reconocer al primer bocado, con una intensidad media y el punto de sabor justo para despertar un dulce recuerdo cuando vuelvas a encontrarte con él.

Además, la leche de cabra contiene proteínas de alto valor biológico y es más fácil de digerir que otros tipos de leche, de manera que es una muy buena opción para personas con problemas digestivos.

Y, si eres de los que prefieren los quesos suaves, el queso fresco de vaca Tío Resti es justo lo que necesitas para disfrutar del placer del queso bien hecho como a ti te gusta.

Como ves, hay quesos frescos para todos los gustos. ¿Cuál es tu queso fresco favorito?

Queso fresco Tío Resti TGT

SUSCRIPCIÓN

¿Te gustaría descubrir antes que nadie las próximas novedades de los quesos TGT?

SUSCRIPCIÓN

¡Gracias por suscribirte a la newsletter de TGT!

Pronto compartiremos contigo las novedades más deliciosas.