Maridaje con queso: miniguía práctica | Grupo TGT

Maridaje con queso: combinaciones perfectas para paladares exigentes

Maridaje con queso y vino: divino

Empezamos por la primera combinación que seguramente te vendrá a la mente al hablar de maridaje: el maridaje con queso y vino.

Aquí, el secreto está en casar cada queso con un vino que vaya tanto con su aroma como con su sabor. Para ponértelo más fácil, te damos algunas combinaciones de diferentes familias de quesos con vinos con los que seguro que acertarás:

Los quesos de oveja curados, como nuestro queso 7 Coronas Curado de oveja, brillan como solo ellos saben con vinos de Jerez tintos muy viejos o con tintos de crianza de tempranillo, garnacha o cabernet sauvignon, por ejemplo.

Los quesos de cabra de baja curación, como el queso 7 Coronas Curado de cabra semicurado, son ideales con blancos de sauvignon blanc, de chardonnay, de xarel·lo o de semillon.

Y si lo que quieres es poder explorar los diferentes matices de un mismo queso con diferentes vinos, el queso azul es perfecto para hacerlo.

Nuestro Roncari Blue perfecto para maridar con una gran variedad de vinos, como los tintos dulces Oporto, blancos y espumosos aromáticos, cavas semidulces o tintos con carácter; los rioja o ribera del Duero, por ejemplo, son un acompañamiento excelente para los quesos azules.

Y si quieres más ideas para este tipo de quesos, aquí te contamos cómo preparar un maridaje para nuestro azul más clásico, el Roncari Blue.

Podríamos seguir hablándote del maridaje de vinos con queso hasta el infinito.

Pero hoy queremos darte opciones para combinar tus quesos favoritos con diferentes acompañamientos, así que pasamos ahora al siguiente maridaje con queso que hemos preparado para ti.

Queso y vino

Maridaje con queso y fruta… ¡y disfruta!

Vamos ahora con otro maridaje delicioso: el maridaje de queso y fruta.

Si te gustan los quesos azules, las frutas otoñales como los higos, las uvas, las peras o los dátiles son perfectas para neutralizar el fuerte sabor del queso y darle una pincelada de dulzor que te encantará.

Las frutas veraniegas como los melocotones, la sandía o el melón, en cambio, son perfectas para los quesos de oveja y de cabra.

Y para complementar la suavidad y la ligereza de los quesos frescos, nada mejor que las frutas silvestres, como las moras, las frambuesas o las fresas, que les aportan un equilibrio delicioso. Pruebalos con Tio Resti!

¿Quieres una idea para sorprender a tus invitados en tu próximo maridaje de queso y frutas? Échale un vistazo a esta receta de banderillas de queso y frutos del bosque.

Queso y fruta

La combinación más clásica: maridaje con queso y pan

Si hay un alimento con el que asociamos rápidamente el queso es el pan.

Pero no siempre le damos la importancia que merece, y aquí estamos nosotros para remediarlo y convertir el pan con queso en un auténtico placer para los sentidos.

Empezamos con los quesos azules. ¿Imaginas la intensidad de su sabor combinado con panes dulces como el de arándanos, el de pasas o el de chocolate? Nosotros ya lo hemos probado y solo podemos decirte una cosa: es una experiencia deliciosa. Para quesos de oveja curados o viejos, como el clásico queso manchego, los panes con toques dulces son también una buena opción. Sobre todo si son panes tostados o ligeramente crujientes.

Y si quieres el pan perfecto para un queso cremoso, no lo dudes y elige un buen pan de centeno; su acidez complementa de manera deliciosa el sabor y la intensidad del queso y el resultado es espectacular.

quesos y pan

Queso y jamón, éxito asegurado

Jamón y queso, una combinación siempre ganadora, sobre todo si sabes sacarle todo el partido. Te damos algunas ideas para conseguirlo:

Para realzar al máximo la gran variedad de matices del jamón, lo mejor son los quesos poco curados, que aportan su toque de manera discreta y sin quitarle protagonismo.

Las cremas de untar y los quesos cremosos y suaves, como la burrata o el camembert, son perfectos para destacar el carácter del jamón.

Y para disfrutar la combinación más popular en el maridaje de queso y jamón, no te lo pienses y escoge un buen queso de oveja con personalidad, curado, viejo o añejo.

queso con jamón

Maridaje con queso y galletas: sencillo y delicioso

¿Has pensado en incluir las galletas en tu próxima degustación de quesos?

Si no es así, te damos dos opciones muy sencillas para potenciar el sabor de dos quesos muy diferentes: el queso manchego y los quesos cremosos.

El sabor suave de los cremosos es siempre el complemento ideal para unas galletas saladas, que les dan un extra de personalidad que a nosotros nos encanta.

Y, respecto a los manchegos… atrévete a combinarlos con unas galletas saladas de trufa, con una robustez de sabor que es el complemento perfecto para el gusto a nuez del queso. Pruébalo y nos cuentas.

queso con galletas

¿Qué te han parecido estas combinaciones para el maridaje con queso?

Seguro que se te habrán ocurrido un montón de ideas deliciosas para tu próxima experiencia quesera.

Y si quieres inspirarte para encontrar otras combinaciones atrevidas y divertidas, aquí te proponemos algunas nuevas experiencias para sorprender a tus invitados… ¡o a ti mismo!

SUSCRIPCIÓN

¿Te gustaría descubrir antes que nadie las próximas novedades de los quesos TGT?

SUSCRIPCIÓN

¡Gracias por suscribirte a la newsletter de TGT!

Pronto compartiremos contigo las novedades más deliciosas.