Tartaletas de sobrasada y queso de cabra | Especial Navidad

Tartaletas de sobrasada y queso: una receta sencilla para Navidad

Ingredientes (para 4 personas)

225 gr de harina
50 ml de aceite de oliva
60 ml de agua
1 pizca de sal
1 cuña de queso fresco de cabra
200 gr de sobrasada

Cómo preparar las mejores tartaletas para Navidad

Empezaremos haciendo la masa de las tartaletas. En un cuenco grande, mezclamos la harina, el aceite y el agua hasta obtener una masa homogénea.

Luego, hacemos una bola con ella y la dejamos reposar durante unos 20 minutos.

Cuando haya pasado ese tiempo, nuestra masa ya estará lista para estirar. Así que cogemos un rodillo de cocina y lo vamos pasando hasta dejarla muy fina. Después, con un cortador del tamaño deseado para las tartaletas, cortamos la masa.

También puedes usar el propio molde para hacerlo (o, si no tienes tiempo de hacer tú mismo la masa, puedes comprarla ya hecha).

Precalentamos el horno a 180 ºC y… ¡adentro tartaletas!

Las dejamos cocer durante 10 minutos, aproximadamente, las sacamos del horno y las rellenamos de sobrasada.

Consejo para nota: si quieres darles un toque más atrevido a tus tartaletas, puedes usar sobrasada picante para esta receta.

Después de rellenar las tartaletas con la sobrasada, llega el momento de nuestro ingrediente favorito: el queso.

El queso fresco de cabra D.O.P. Tío Resti es ideal para estas tartaletas de sobrasada y queso.

Y es que tiene la textura y el sabor suave típicos de los quesos frescos, pero conserva el puntito justo de intensidad para darle a esta receta un toque quesero delicioso.

Si quieres, puedes experimentar con otros quesos e intentar conseguir este mismo equilibrio, pero no te recomendamos utilizar queso curado para esta receta.

Las diferencias entre el queso fresco y el curado, tanto en el sabor como en la textura, le quitarán toda la gracia a estos deliciosos canapés de Navidad.

Podemos añadir el queso de dos formas diferentes: cortando un trozo y colocándolo sobre la sobrasada, en el centro de la tartaleta. O rallándolo sobre ella. Eso lo dejamos a tu elección.

Y una vez que hemos dado el toque quesero a nuestras tartaletas… ¡al horno de nuevo!

10 minutos serán suficientes para que el queso se funda y nuestras tartaletas empiecen a dorarse.

Las dejamos enfriar un poco y ya las podremos disfrutar. También puedes servirlas templadas, o incluso frías (aunque te recomendamos la primera de estas dos opciones).

canapes navidad

¿Qué te han parecido estas tartaletas tan navideñas?

No solo están riquísimas, sino que, además, puedes prepararlas con antelación y darles un último toque de horno antes de servirlas.

Algo que hace que sea una de las recetas para Navidad más prácticas, porque no tienes que estar hasta el último momento en la cocina .

Y si a tu mesa hay algún cheese lover, de esos que siempre agradece un toque quesero en alguno de los platos, echa un vistazo a nuestros quesos y sorpréndelo esta Navidad.

SUSCRIPCIÓN

¿Te gustaría descubrir antes que nadie las próximas novedades de los quesos TGT?

SUSCRIPCIÓN

¡Gracias por suscribirte a la newsletter de TGT!

Pronto compartiremos contigo las novedades más deliciosas.